¿Porque debo pasear a mi perro?





Se debe sacar a pasear a nuestro perro por dos motivos fundamentales: porque debe hacer sus necesidades con regularidad y porque todos los perros sienten la necesidad de caminar en lugares no cerrados, los perros necesitan explorar otros lugares, relacionarse con otros perros, tener diferentes experiencias y estas necesidades las lo conseguimos cubrir mediante el paseo, claro está que al realizar el paseo con la frecuencia y de la forma correcta generaremos un mayor equilibrio entre nosotros y el perro además de reforzar el vinculo.

El tiempo y la frecuencia que se debe aplicar a los paseos de su mascota dependerán exclusivamente de la raza y del carácter de su perro, sería recomendable sacarlos de tres a cinco veces al día y, por lo menos, dos de estas salidas tendrían que ser largos paseos de, como mínimo, una hora de duración. Por lo general, se aconseja que el perro pasee alrededor de dos horas al día.

la importancia del paseo en nuestro perro, estructurar semanalmente los paseo, interactuar con él, socializarlo con otros canes

Los paseos debemos estructurarlos durante la semana de tal manera que unos días aprovechemos el paseo para que el perro juegue y se relacione con sus congéneres, otros días que sólo se entretenga con los olores y con nosotros, bien a través del juego o también realizando ejercicios de educación básica para seguir reforzando lo que el perro sepa.

Durante los paseos debemos llamar al perro varias veces y mantener el contacto con él, no es que por ser los líderes nos tenga que seguir, sino que realmente estas interacciones las realizamos para mantener siempre el contacto y el control del perro en caso de que necesitemos que venga con nosotros. La referencia del perro en el paseo somos nosotros eso no lo podemos obviar.

Un jardín muy grande no sustituye al paseo, lo que si puede generar son conductas inapropiadas para la convivencia con el ser humano.

Paseo-ejercicio

Con mucha frecuencia, pensamos que el paseo ya es suficiente para que nuestro perro se ejercite, pero dadas las circunstancias particulares de cada dueño y de cada raza de perro, esto será más relativo. Puede ser que hayamos elegido un perro con mucha energía (en otro artículo enseñaré como debe de ser la elección del perro) y nosotros no seamos capaces con el paseo, de proporcionarle ese ejercicio físico que necesite.

Los estudios han demostrado que el ejercicio puede ser útil porque hace que aumenten las concentraciones cerebrales de noradrenalina y de 5-HT y que se liberen endorfinas endógenas, lo que tiene efectos calmantes y ansiolíticos. Idealmente, los perros deben realizar al menos 30 minutos seguidos de ejercicio aeróbico al dıa, porque las investigaciones indican que el ejercicio aeróbico prolongado es más eficaz al desencadenar los efectos mediados por opiáceos sobre el estado de ánimo y la actividad simpática.

 

Fuente: http://www.dogeduca.es/index.php/extensions/129-la-importancia-del-paseo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *