¡Mi perro destrozo el sillón!

labrador culpable

Llegar a casa, encontrarte un destrozo y que tu perro tenga cara de “yo no he sido”. No es cara de “yo no he sido”, tu perro seguramente te está haciendo señales de calma, de apaciguamiento, porque te encuentra tenso, enfadado y quiere intentar calmarte a la vez que él también se intenta calmar. Es parte del repertorio de su lenguaje canino. Castigarlo por el destrozo es siempre un error, en primer lugar porque jamás va a entender con qué va relacionada la regañina y en segundo lugar porque dañarás el vínculo con tu perro porque pensará que eres un ser impredecible y de carácter cambiante. Por mucho que le expliques que ha hecho y por mucho que te enfades, él no te va a entender. Los perros no se vengan de nosotros, eso ha de quedar muy claro, si nos rompen un sofá, un mueble carísimo o el mando del televisor, lo hacen porque lo tenían cerca en un momento de necesidad, ellos no son conscientes del valor que eso pueda tener. En muchas ocasiones, dejarles una manta u otros objetos que puedan morder les saciará sus ansias de masticación, en otros casos, y hablamos de problemas más serios como pudiera ser la ansiedad por separación, deberemos ponernos en contacto con algún especialista. Para evitar un destrozo lo mejor es anticiparse y no dejar cosas que puedan estropear al alcance. Un perro tranquilo, calmado, no suele hacer destrozos, pero nunca podemos saber, cuando no estemos, qué va a ocurrir de puertas para fuera que pueda excitar a nuestro perro. Ante una situación de destrozo, que nos afecte, intentemos contar hasta 10 aunque nos cueste y pensemos que no ha sido un acto de mala fe por parte del perro. Entendamos que existe un problema, que algo en la vida de nuestro perro no está bien y que hay que solucionarlo. Por mucha gracia que pudiera hacernos esa carita de pena que ponen cuando nos ven enfadados, no debemos forzar esa situación ni continuarla ya que podemos lograr que el perro inhiba ese lenguaje por entender que no le funciona en absoluto.

 

Fuente: http://calmadogs.es/2013/03/yo-no-he-sido/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *